lunes, 2 de marzo de 2015

Dios No Es Un Ser Espiritual

Ustedes saben que en nuestros encuentros estamos investigando la Verdad, haciendo una investigación acerca de lo que somos. Esta simple alegría de ser es algo que se ha convertido oscuro por el mundo de los conceptos, creencias e ideologías, en esa búsqueda de algo más grande que un simple día a día. Como resultado, estamos confiando en la supuesta persona que creemos que somos. Estamos confiando en esta búsqueda de conceptos, creencias, filosofía y religiones que nos han traído a este punto, que es la confianza de alguien presente que vive y toma decisiones, acumulando experiencias y conocimientos, luchando por convertirse en "alguien" en el mundo. Estamos diciendo en Satsang que todo esto es un sueño, como los de la noche, donde se presenta el mundo imaginado por el pensamiento.

Esta persona, de hecho, es sólo un recuerdo. La persona es sólo la memoria, que es sólo imaginación, y eso es el sueño. Esta persona que busca la libertad, pero que es sólo imaginación y memoria en este conjunto de creencias e ideas, está buscando una libertad en el juego llamado espiritualidad, que es otra forma de búsqueda, aunque más refinada. La mente se ha cansado del mundo y ha empezado una búsqueda fuera de él. Esto es lo que les pasa. El buscador es la mente, en esta imaginación y sueño, buscando su proprio sueño; la imaginación en busca de lo que ella misma se ha imaginado, por lo que el juego continúa.

La mente va a convertir cualquier cosa en parte de su ambición, en este o en otro mundo, pero siempre dentro de sí misma, convirtiendo cualquier cosa en un hacer para llegar allí, en un esfuerzo para lograrse algo. Son los maravillosos juegos de la mente en su trabajo, haciendo su especialidad, siempre buscando, deseando y esperando. La mente trata de escapar del pasado, que es la memoria, y buscar el futuro a través de los deseos y de las proyecciones de los sueños: un sueño después del otro, que es también la imaginación.

La vista que uno tiene de sí mismo forma la imagen que uno tiene del mundo, y eso es una fantasía, un sueño, una ilusión. La vida de ustedes es una ilusión. La mente siempre susurra en voz baja que hay otra posibilidad, inventando algo más en este mercado de conquistas, en este o en otro mundo. ¿Qué pueden hacer ahora ustedes ?

Estamos deseando esta Realización, que es el fin de este mundo de imaginación en la mente, pero ustedes se pierden en ella. Ustedes no logran ver el mundo en lo que el realmente es, porque la mente siempre está poniendo todo en sus propios términos.

Mientras la mente esté presente, la ilusión también lo estará, con todas esas evaluaciones y conclusiones fragmentadas y, por lo tanto, parciales. Es necesario abandonar la mente, liberando el proceso de establecerse en la imaginación, como todas las creencias, las imaginaciones, pensamientos y juicios.

Es necesario descartar esta manera de ver, sentir y ser, representado por la mente. La persona es esto: una ilusión. Ustedes como personas son ilusiones. Ahora mismo, dejen la idea de que alguien escucha esto y permítanse oír sin alguien,sin ninguna conclusión de este discurso, sin obtener alguna certeza. No deje que lo que surja sea más una creencia para usted. Tenemos que usar palabras aquí, pero sólo estamos verbalizado conceptos que no tienen importancia. La mente ama palabras y alimentase de conceptos. Las conclusiones y creencias de todo tipo son los músculos de la mente. La fuerza de la mente está en sus creencias y conclusiones. A la mente le encanta eso.

La boca aquí hace un discurso. La mente se aferra a las palabras, las convierte en una creencia y les da fuerza, aumentando la estructura de la persona y manteniendo ustedes prisioneros en el sentido de ser alguien. Si la mente dice "tengo que soltar eso", ocurre más un deseo, un sueño, basado en la fantasía y la imaginación, pero eso no es así. La mente siempre pierde el punto. A ella le encanta el pasado y el futuro, ellos alimentan la mente, pero sin ellos la mente se queda desamparada y sus músculos se atrofian, sus creencias y conclusiones pierden su importancia.

Sé cómo ustedes se sienten cuando, en mente, me escuchan. Estas palabras individuales están apuntando al final de la mente, y eso es lo último que ella quiere oír. Así que tienen miedo, pero siguen ahí. Permítanse sólo escuchar, no es una cuestión de hacer, sino de constatar. El hacer requiere tiempo, mientras que el constatar es algo inmediato. Sólo de modo inmediato se puede llegar a la verdad y la realidad de eso.

La mente siempre quiere algo que hacer, pero yo nunca le doy nada para que ella haga. Ustedes han intentado todo. Estamos haciendo algo por toda nuestra vida, pero nada satisface la mente. Algunos piensan que tendrán una mayor satisfacción en el Satsang, algo más amplio y más profundo. Da miedo saber esto, pero aquí es el final de la mente, de la ambición, de la búsqueda y del deseo de satisfacción. Aquí sus deseos, motivaciones y sueños se convierten en arena de playa en la mano pasando por los dedos. Muy poco se queda cuando se abre la mano. Intenten hacer eso con el agua en las manos, demasiado; traten de agarrarlo y luego abran la mano a ver lo que se queda. 

Tanto la ambición material como la espiritual se comportan así, pero ustedes no pueden tener eso aquí. Si ustedes quieren ser un "ser espiritual" este no es el lugar para ustedes. El ser espiritual, o un Maestro Ascendido, siempre está creciendo para convertirse en "alguien más evolucionado". Dios no es un ser espiritual. Ustedes en su verdadera naturaleza no son espirituales, sino que ustedes son Dios. Dios es la Conciencia, y no "alguien". 

El Despertar es el fin de la ilusión de este sentido de separación, no tiene nada que ver con ser espiritual; Es esta zambullida en lo desconocido, en lo que ustedes ja son. Esa es la Verdad Real en su totalidad. Esta es la verdadera alegría, inocente y pura, sin contaminación mental. Nuestra Verdadera Naturaleza es el amor incondicional, que es Dios; esto no es un concepto maravilloso, sino algo muy real. Esto significa la muerte de todo lo que ustedes han conocido, de este "Yo" que ustedes creen que son, e incluso lo alimentan. Hay que tener una abertura para Esto aquí presente, que siempre ha sido y siempre lo es. 

Estas declaraciones son contradictorias, algunos las encuentran confusas, otros piensan que ellas no les dicen nada. Están todos correctos porque siempre estamos señalando a este espacio no contaminado. La lluvia, la guerra, la nieve, todo va y viene, así como los sentimientos, pensamientos y emociones, en esta Presencia, libre de su contenido. 

Vamos finalizar nuestro encuentro. Namasté.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Compartir